Mamografía digitalizada en el Centro Diagnóstico Digital

La mamografía digitalizada es una de las herramientas de diagnóstico más potentes para la detección precoz del cáncer de mama.

La Prueba de Oro

Una mamografía es un examen de rayos X de las mamas, que sirve para detectar y diagnosticar enfermedades del seno. La mamografía es el método más eficaz para detectar el cáncer en una etapa temprana, antes de que la mujer o el médico puede sentirlo, por ello es considerada la "prueba de oro", en la detección del cáncer de mama.

La mamografía se utiliza como una medida preventiva para las mujeres que no tienen síntomas de enfermedad mamaria. Una mamografía de detección por lo general implica dos puntos de vista de cada seno.


Quienes se la deben realizar

La American Cancer Society recomienda que todas las mujeres de 40 años o más de hacerse una mamografía todos los años como parte de un programa de salud anual, que también incluye un examen de mama anuales por un profesional de la salud. Soi existen antecedentes de cáncer de mama en la familia, se sugiere que sea realizada entre los 35-40 años o a edades inferiores. En algunos casos inclusive los varones de la familia deben someterse a la evaluación mamográfica.


Cada cuánto hay que realizarla

La mamografía es un examen que debe realizarse anualmente. Un resultado satisfactorio o negativo para cáncer de mama lamentablemente no establece que la paciente está libre o exenta de padecer la enfermedad.

Las células que componen el tejido de la glándula mamaria están en constantes cambios y divisiones celulares, en cualquier momento una célula puede transformarse en maligna y desarrollar un tumor cancerígeno.

Por este motivo se ha establecido el período de un año, ya que es el período en el cual la mayoría de los cánceres pueden ser curados y erradicados sin causar la muerte.

Es muy riesgoso y con mucho respeto podríamos considerar un gran descuido que una paciente no se haga su mamografía anual, ya que al pasar de un año las probabilidades de vida son menores.


Tips para el estudio

Prepararse para una mamografía. Hay una serie de medidas que una mujer puede tomar para prepararse para una mamografía:

• Si usted ha tenido mamografías u otros procedimientos de mama realizado en otro centro, llevar una lista de los lugares y las fechas de los procedimientos. Si es posible, llevar las películas anteriores de mamografía con usted, o quienes la han remitido a las instalaciones antes de su visita.

• Usted necesita quitarse la ropa encima de la cintura, así que use un traje de dos piezas con una tapa jersey o una blusa con botones en el frente. Evite usar joyas voluminosos que tendrán que ser removidos durante el procedimiento.

• No use desodorante, talco o crema en las axilas. Estos productos pueden interferir con la calidad de la mamografía.

• Programe su cita en el momento de mes, cuando las mamas están menos sensibles. En general, la semana después de un período es cuando los senos están menos sensibles, y antes de la semana o durante un periodo es cuando los senos son más sensibles.


¿Qué dicen los resultados?

Si se detecta alguna anomalía durante la mamografía en pacientes sin síntomas, o en mujeres con síntomas de enfermedad, como una masa en la mama, secreción del pezón, dolor en los senos, o irritación de la piel:

El médico puede recomendar otras radiografías de la mama para proporcionar puntos de vista diferentes de la zona sospechosa. Las radiografías pueden ser tomadas en diferentes ángulos adaptados al ámbito específico de la anomalía. Además, las vistas de ampliación (magnificación) o de compresión in situ se puede utilizar para hacer el área más fácil de evaluar.

El médico puede sugerir complementar la mamografía con otros estudios: ultrasonido, resonancia magnética o biopsía.

El médico puede sugerir controles a corto plazo, entre 3-6 meses.


Siéntase Tranquila

Una recomendación para realizar otras proyecciones mamográficas o algún otro estudio adicional, inclusive una biopsia no es necesariamente un motivo de preocupación. La mayoría de las mujeres que se someten a estas evaluaciones adicionales no son diagnosticadas con cáncer de mama.

Sólo una o dos mamografías de cada 1.000 presentan un diagnóstico de cáncer de mama.

Aproximadamente el 10% de las mujeres requieren mamografías o pruebas adicionales.

Solo el 8% o 10% de las mujeres necesitan una biopsia de mama.

70% a 80% de todas las biopsias de mama no presentan ningún signo de cáncer de mama.

Regresar